CENTRO COMERCIAL SELFRIDGES / Future Systems

El objetivo de este edifico tenía una doble intención: diseñar unos grandes almacenes de vanguardia y crear un hito arquitectónico en Birmingham, con el fin de convertir, el edificio mismo en un catalizador genuino de regeneración urbana. El concepto de grandes almacenes, experimenta en este caso una reinterpretación, tanto de forma como de apariencia, sin olvidar la función social que un edificio de estas características adopta en la sociedad actual. Un perfil incierto, de superficie brillante, formado por miles de discos de aluminio añade un telón de fondo etéreo a la iglesia de St. Martin, situada al lado. El interior tiene como elementos básicos un espectacular atrio con una claraboya entrecruzada por escaleras mecánicas esculpidas en blanco. De una estructura sinuosa pero compacta, completamente revestida con discos de aluminio de un diámetro de 60 cm, el centro comercial destaca con la fluidez de sus formas, con la ligereza de sus materiales y su aspecto antropomorfo.

El revestimiento, de discos de aluminio anodizado, enfatiza la curvatura del edificio que, en el exterior carece totalmente de rótulos, prácticamente ocultando su contenido. Sólo unas pocas portillas, en correspondencia con la planta baja, revelan parcialmente el interior del mismo, las entradas son cuatro, una de las cuales es un puente acristalado que conecta el jardín y el restaurante panorámico con el estacionamiento.

También el interior refleja la fluidez y la sinuosidad del exterior, tanto en la flexibilidad de la organización de los espacios, como en el modo en que la luz penetra en los diversos ambientes, los espacios comerciales, de 4,5 metros de altura, se reparten alrededor de un gran atrio a toda altura. Todo ha sido jugado sobre el contraste, evidenciando la diversidad de materiales, de formas, de dimensiones y de colores, cada uno marcado por una propia y fuerte individualidad.

Es precisamente este llamativo contraste el que hace resaltar las dos distintas personalidades del centro comercial. Pero lo que destaca claramente es la envoltura, que es al mismo tiempo: arquitectura, estructura y piel; los discos son el fruto de una elección estética, tecnológica y de tipo reemplazable, ya que pueden ser sustituidos individualmente y con facilidad.

El aluminio anodizado, del que están constituidos, ofrece además una óptima base para crear efectos matizados, juegos de luz y reflejos. La base es una capa de hormigón barnizado, mientras que la estructura propiamente dicha está formada por bastidores de acero. El proyecto refleja la inclinación de Future Systems por las analogías formales con imágenes tomadas de la naturaleza, de la moda, del diseño y de la anatomía.

Ficha Técnica
  • Ubicación: Birmingham, Inglaterra
  • Arquitectura: Future Systems
  • Completado en: 2003
  • Costo: £60 millones
  • Área: 25,000 m²
  • Cliente: Selfridges Co
  • Ingeniería y Estructura: Arup
  • Topografía: Boyden Co
  • Constructora: Laing Rourke

Enviado por:

5 Respuestas to “CENTRO COMERCIAL SELFRIDGES / Future Systems”

  1. Sin aliento al ver esta edificación, un diseño futurista, una implementación impecable, otra Future Systems nos demuestra la calidad y espectacularidad de su equipo de profesionales.

  2. seguramente un ejemplo de arquitectura futurista, que restarà en el tiempo por las estructuras hechas en acero.

  3. seguramente un ejemplo de arquitectura futurista, que restarà en el tiempo por las estructuras hechas en aluminio.

  4. Dante Guerrero. dice:

    seguramente que el acero,en el año 2020,sustituerá con mucha demanda en el mercado mundial,para proyectos de grandes edificaciones,en los paises desarrolados, i será para estructuras muy modernas.

  5. O sea, el yerno de Slim de aqui se fuciló la idea, pero con una gran diferencia, este parece que si fue bien construido, ya que el Museo Soumaya tiene unos pésimos acabados en los interiores, la tablaroca deja mucho que desear a tan magnifica obra que tiene dentro el mueso

Deja un comentario