CASA DE LADRILLO EN EL BOSQUE / BAK Arquitectos

Se trata de una casa de campo, ubicada en Mar Azul, un balneario a 400 Km. al sur de Buenos Aires, con una extensa playa de médanos vírgenes y un frondoso bosque de coníferas. Mediante un proceso de traslación y rotación, se logró fijar la casa en el lote cumpliendo con las normas y tratando de derribar la menor cantidad de pinos.
Se construyeron muros de ladrillos que se iban recortando y perforando, sin perder su cualidad de planos y estableciendo un diálogo con el entorno por oposición. La matriz abstracta, debía superponerse al sistema de gran libertad organizativa del bosque sin generar conflicto, así; la casa se proyectó en la parte más alta del lote, algo hundida y de la altura mínima permitida para hacer menos evidente su presencia. La casa está definida por tres zonas bien diferenciadas unidas por un hall distribuidor. El sector social, estar comedor, cocina por un lado, el sector dormitorio principal, con baño y lavabo por otro y un dormitorio para huéspedes, con baño general como tercer zona. Desde todos los ambientes hay varias vistas al bosque y tres árboles quedan incorporados a la construcción: uno en el amplio semi-cubierto de acceso, otro en un minúsculo patio que provee luz y aire al hall de distribución y al baño general y el último en el alero de la salida del dormitorio de huéspedes. El acceso principal está sobre la calle que presenta menos diferencia de nivel con el lote y dicha diferencia se salva con una angosta y extendida escalera que acompaña un muro bajo. El acceso secundario es también a través de una escalera, esta vez mas empinada y nuevamente acompañada por un muro que arma el sector de parrilla y deck. Los muros portantes son de ladrillo visto tanto en el exterior como en el interior, esto era indispensable para mantener el carácter de plano que recorre diferentes espacios sin perder su identificación como tal. Sobre estos muros se apoya una losa de hormigón a la vista, resuelta con vigas cinta, para nuevamente reforzar el carácter de plano horizontal, con pendiente de escurrimiento de aguas hacia los cuatro lados resuelta en el mismo momento de la llenada de la losa.

Los tabiques interiores son de ladrillos huecos revocados y pintados con látex blanco, el piso es cerámica esmaltada sin zócalo ya que el encuentro entre muro y piso está resuelto con una buña, las aberturas son de aluminio anodizado color bronce oscuro, el sistema de calefacción, dado que no existe gas natural en la zona, se resolvió construyendo una generosa chimenea para acondicionar el lugar de reunión y el dormitorio principal. El mantenimiento de la casa, es de muy baja incidencia ya que solamente habrá que volver a impermeabilizar el exterior de los muros de ladrillo.

Ficha técnica
  • Ubicación: Mar Azul, Villa Gesell, provincia de Buenos Aires, Argentina
  • Superficie del Terreno: 595,50 m2
  • Superficie Construida: 115 m2
  • Año de Construcción: 2006/2007
  • Arquitectos: María Victoria Besonías, Guillermo de Almeida, Luciano Kruk. BAK Arquitectos
  • Colaborador: Sebastián Indri
  • Imágenes: BAK Arquitectos

Enviado por:

1 Respuesta to “CASA DE LADRILLO EN EL BOSQUE / BAK Arquitectos”

  1. YEISON ANDRES LOPEZ dice:

    exelente proyecto

Deja un comentario